En tiempos de pandemia: Testimonios de misiones Scalabrianianos en el mundo

Presentamos algunas de las iniciativas de los misioneros en Brasil y Chile para ayudar a los más vulnerables durante la emergencia covid-19

Roma, 11 de junio de 2020 – En estos meses de encierro por la pandemia de covid-19, las misiones y centros Scalabrinianos de todo el mundo han emprendido muchas iniciativas en apoyo de aquellos a quienes les resulta difícil satisfacer incluso las necesidades más básicas, tanto en la población migrante como en la local.

Ya hemos hablado sobre algunas de estas experiencias y los desafíos que las caracterizaron (por ejemplo, en los artículos del P. Prigol sobre la situación en Manila). Ahora presentamos más testimonios Scalabrinianos de compromiso y solidaridad con los más vulnerables.

La reflexión de la Dirección General Scalabriniana

Comencemos diciendo que el número de mayo-junio de 2020 de la revista Scalabriniani presenta un inserto titulado Preguntas en tiempo de pandemia, editado por la Dirección General Scalabriniana.

“En este momento de pandemia, todos sufren – lee el artículo – del lado de los migrantes, no se pueden ignorar las consecuencias de esta crisis en las familias. La familia es una de las razones fundamentales por las que emigras. Las familias dependen de las remesas de los migrantes para enviar a sus hijos a la escuela, para tener algo de comer, para planificar el futuro. Muchas fronteras están prácticamente cerradas. (…) El imperativo básico emitido por los gobiernos fue: quedarse en casa. ¿Pero en qué casa permanece el hogar? El hogar del migrante se convierte en el refugio de quienes no tienen otra solución. Pero, ¿cómo podemos acoger sin poner en peligro la salud de los residentes?”.

Sudamérica

Gran parte de la información sobre las misiones Scalabrinianas en América del Sur se recopiló de la página Missionários Scalabrinianos – América do Sul, a la que le invitamos seguir en facebook.

Brasil

Comencemos desde Brasil, del cual hablamos recientemente en nuestro sitio web en un artículo titulado En Brasil en tiempos de pandemia por el P. Antonio Seganfredo, profesor del Instituto Teológico de São Paulo (ITESP).

“Dígale al pueblo brasileño que no solo oro por todos ustedes, sino que siempre los acompaño con mi corazón”, dijo el Papa Francisco en una llamada telefónica al Arzobispo Orlando Brandes de Aparecida en la víspera del Corpus Domini. De hecho, la situación en el territorio no es nada fácil.

En Cuiabá, donde los misioneros Scalabrinianos están presentes con la Parroquia Divino Espírito Santo y el Centro de Pastoral para Migrantes, fueron recibidos más de setenta personas, a quienes se les ofreció comida, alojamiento y servicios básicos en un régimen de cuarentena total. “En la estructura hay migrantes de Venezuela, Haití y Colombia –leemos en una publicación– también estamos distribuyendo alimentos y necesidades básicas cada mes a un centenar de familias, ayudando así a más de quinientas personas”.

La emisora ​​de radio brasileña All News CBN relató las actividades e iniciativas solidarias llevadas a cabo en São Paulo por Missão Paz, la misión Scalabriniana dirigida por el P. Paolo Parise que ha apoyado y acogido a inmigrantes y refugiados en la ciudad brasileña desde 1939: “El servicio en la Casa del Migrante continúa. No hay casos de enfermedad entre los 64 invitados. (…) Missão Paz ha entregado hasta 50 canastas y kits básicos de higiene por día. Desde el 26 de marzo, se han distribuido más de 1,800”.

Y hablando de radio, el Padre Alexandre De Nardi Biolchi, asesor misionero Scalabriniano de la Región Scalabriniana Nuestra Señora Madre de los Migrantes, le contó a Vatican News sobre las actividades e iniciativas de solidaridad implementadas durante la emergencia del coronavirus por la Red Scalabriniana de Rádios: “En este momento de la pandemia causada por covid-19, todos los organismos de radiodifusión estaban involucrados en la entrega de productos básicos de higiene y cuidado de la salud, así como alimentos y ropa no perecedera. Además, con la suspensión de la participación de los fieles en las celebraciones eucarísticas, los locutores agregaron una misa diaria a la programación, además de las celebraciones ya transmitidas y otros momentos de fe que son parte del horario normal”. Entre las emisoras que forman parte de la red se encuentran Rádio Cultura 93.9 FM, Rádio Sarandi Rádio Rosário 89.7 FM y Rádio Aurora 107.1 FM. Para obtener una lista de las iniciativas tomadas, puede leer esta publicación.

Se han preparado otras iniciativas Scalabrinianas para la distribución de necesidades básicas en Sarandi, Porto Alegre, Florianópolis, Passo Fundo, Guaporé y Manaus, la gran ciudad del Amazonas que fue el epicentro de la epidemia.

Chile

En Santiago de Chile, los Scalabrinianos están presentes con diferentes realidades, incluyendo la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya, la Fundación Scalabrini Chile, el Instituto Católico de Migración (INCAMI Chile) y el Centro Integrado de Atención al Migrante (CIAMI). “Desde el 16 de marzo de 2020, hemos adoptado todas las medidas de seguridad y saneamiento previstas y hemos provisto a la misión Scalabriniana con lo que es necesario para la prevención – lee una publicación – Continuamos ofreciendo algunos servicios, especialmente información sobre procedimientos de documentación a través de las redes sociales, WhatsApp y contacto telefónico, y asesoramiento psicológico a través de video-llamadas. En las casas de recepción entramos en cuarentena rigurosa, manteniendo a las personas alojadas (42 mujeres y 27 hombres) y sin dar la bienvenida a nadie más. (…) Con lo que no se consume en las casas de recepción, se preparan canastas básicas para los migrantes que lo necesitan. Muchos de ellos que no tienen forma de pagar el alquiler son desalojados. Estamos trabajando para contactar organizaciones para ofrecerles un techo para que no se queden en la calle”.

Los misioneros Scalabrinianos en Arica, donde la Parroquia Sagrada Familia y la Casa del Migrante Beato Scalabrini también están involucrados en la recepción y distribución de bienes: “al suspender temporalmente la recepción en el hogar durante el período de contención y prevenciónlee otro mensajetodos los migrantes fueron dirigidos a alojamientos externos y espacios alquilados. Durante este período de cuarentena, ayudamos a unas 500 personas con la entrega de cestas básicas y necesidades básicas. Todavía tenemos suficiente disponible para los meses de mayo y junio. Esperamos que todo vuelva a la normalidad”.

Fuente: http://www.scalabriniani.org/c365-attualita/in-tempo-di-pandemia-testimonianze-dalle-missioni-scalabrianiane-nel-mondo/?fbclid=IwAR0a5TPQ9GDpxNF5SpeoBQnSaBbUI9A_AUm8QP4lBomR0GWROKvR2eig4J8